E

s muy común que se piense que tanto el Vodka como la Ginebra puedan ser la misma bebida, esto se debe a que su aspecto es bastante similar, pero en realidad son dos bebidas totalmente diferentes en cuanto a su preparación y sobre todo en su sabor.

Primero debemos saber que el Vodka es un alcohol destilado que se compone de agua y etanol, se crea mediante la destilación de cereales, papas y, a veces, azúcar o fruta. Estas materias se mezclan con agua y se obtiene el azúcar necesario para la fermentación. Una vez hecha esta fermentación, la bebida alcohólica resultante se destila (se separa el alcohol del resto de elementos mediante la evaporación). Normalmente se realizan un mínimo de dos destilaciones. Cuantas más destilaciones, más pureza tendrá la bebida resultante. Y para finalizar el proceso, se rebaja con agua y se filtra con carbón vegetal. Gracias a este último paso el Vodka obtiene la transparencia tan característica. El resultado es una bebida muy neutra, tanto en cuanto al color como los aromas y sabores, potente, penetrante y ruda. Tradicionalmente, el vodka era una bebida que se esperaba que se consumiera solo (sin aditivos) sin embargo, en la actualidad el vodka es un ingrediente principal en muchos cócteles, como Bloody Mary, Screwdriver, Sex on the Beach, Moscow Mule, White Russian, Black Russian, etc. Así como también se puede consumir con refrescos gaseosos.

En segundo lugar, la Ginebra es un aguardiente y también proviene en la mayoría de casos de cereales, pero el método de elaboración difiere bastante de la anterior, dependiendo del tipo de ginebra que queramos obtener. La ginebra se puede clasificar en dos tipos: London Dry Gin (originaria del Reino Unido) y Genever (originaria de Holanda). A grandes rasgos, una vez obtenida la bebida alcohólica a partir de cereal, se destila y este destilado se aromatiza con bayas de enebro y otros botánicos. Esta aromatización puede hacerse de varias maneras: por maceración, por infusión o bien durante el proceso de destilación. El resultado: una bebida bastante más aromática que el vodka.

Entonces, la diferencia clave es que el vodka es un alcohol destilado que se compone de agua y etanol, mientras que la ginebra es un espíritu que se deriva principalmente de las bayas de enebro. El vodka y la ginebra son dos bebidas diferentes, aunque tienen un aspecto similar. Se diferencian en el gusto y el proceso a través del cual se hacen.