Vinos

Jerez de la Frontera

La manzanilla de Sanlúcar de Barrameda es un vino con toques mágicos entre los vinos de España. Nace en la provincia de Cádiz, en el extremo sur-oeste de Andalucía, al sur de España, frente al océano Atlántico.

En el mapamundi del vino, la Denominación de Origen Manzanilla Sanlúcar de Barrameda, diferencia, protege y certifica las características de este vino blanco ligeramente punzante, con trazas salinas.

Enológicamente es un “vino generoso”, es decir, encabezado (fortificado) con alcohol vínico hasta alcanzar los 15,5 grados. Es sometido entonces una crianza biológica bajo espeso manto de flor (unas levaduras o microhongos que se forman en la superficie del mosto dentro de las barricas de madera -botas- en las que madura).

No es un jerez más, es “manzanilla”, y debe ser considerada entre los vinos blancos secos de mesa producidos en España

Para los catadores, la clave de la manzanilla es su ligereza punzante en el paladar con un deje salino surgen de las brisas marinas que entran a raudales en las bodegas y modifican, la crianza de la flor.

Cerrar

Manzanilla la Gitana

Denominación de origen: Sherry

Para referir esta botella, basta sólo una referencia: Es el vino generoso favorito de Sevilla.

La Manzanilla La Gitana de Sanlúcar de Barrameda es en la familia de los jereces, el vino más ligero y el más seco. Su anejamiento se realiza en barricas de roble americano sobre las que influye el microclima que le da el océano Atlántico y el Río Guadalquivir. Su graduación alcohólica alcanza los 15°.

Características:

Cepa 100% Palomino fino.

  • Color: Amarillo pálido pajizo.
  • Apuntes de degustación: Ataque complejo, punzante y delicado. Aromas característicos, únicos, obtenidos en su elaboración y crianza. En la boca es un vino seco, fresco, ligero al paladar y con un toque amargo.
  • Servicio: 9 grados.